Creditos consumo

Creditos al Consumo

Créditos instántaneos para tener liquidez inmediata

Creditos al consumo
Creditos al Consumo Creditos al consumo Tipos de credito al consumo Creditos al consumo Principales Creditos al consumo Creditos al consumo Lo que debe saber Creditos al consumo Solicitar crédito
 

Lo que debes saber sobre los créditos al consumo

• ¿Qué es un crédito al consumo?

El préstamo personal o crédito al consumo es un producto bancario que le permite a usted, como cliente o prestatario, recibir una determinada cantidad de dinero (el denominado capital del préstamo) de una entidad de crédito (prestamista), a cambio del compromiso de devolver dicha cantidad, junto con los intereses correspondientes, mediante pagos periódicos (las llamadas cuotas).

Se llaman personales porque en este tipo de préstamos la entidad no suele contar con una garantía especial para el recobro de la cantidad prestada. Así tienen como garantía genérica los bienes presentes y futuros del deudor.

• ¿Cuando se paga por el crédito al consumo?

El tipo de interés es el "precio" que cobran las entidades de crédito por prestar dinero. Este interés se calcula aplicando un porcentaje o tipo sobre el capital utilizado por el cliente. Dicho porcentaje se aplica sobre el capital pendiente de devolución en cada momento. Las entidades son libres para ofrecer el tipo de interés que deseen, aunque tienden a reducirlo si tiene buenas garantías (por ejemplo, que haya avalistas, es decir, otra u otras personas que se responsabilizan de posibles impagos del cliente).

Debe tener en cuenta que en los préstamos a muy corto plazo (menos de un año) o de cantidades pequeñas, las comisiones pueden llegar a ser muy importantes para el coste de la operación. De hecho, hay entidades que ofrecen operaciones a tipo de interés cero y que consiguen rentabilidad a través de las comisiones. Si está interesado en contratar un préstamo de estas características, analice bien las ofertas desde todos los puntos de vista para evitar sorpresas.

El tipo de interés puede ser fijo o variable, según se mantenga constante o no a lo largo de la vida del préstamo o crédito.

• ¿Qué pasa si no puedo pagar el crédito?

Si usted se retrasa en los pagos periódicos o en la devolución de la cantidad del crédito que ha utilizado tendrá que abonar a la entidad los denominados intereses de demora, cuyo tipo suele ser muy superior al de los intereses ordinarios. La forma de calcular los intereses de demora viene en el contrato.

Además, las entidades podrían cobrarle una comisión por reclamación de cuotas impagadas, cuyo importe debe estar también recogido en el contrato  como sucede con las otras comisiones.

EMBARGO
Pero, ¿qué pasa si la situación de impago se prolonga y usted no hace frente a esas deudas? Entonces, la entidad de crédito tiene derecho a intentar recuperar el dinero siguiendo el procedimiento establecido en la Ley de Enjuiciamiento Civil. Y dado que en los créditos con garantía personal el cliente responde con todas sus propiedades presentes y futuras, la entidad podría conseguir que un juez embargue sus bienes.

AVALISTAS
La situación es diferente si su crédito cuenta con la garantía adicional de uno o varios avalistas. En ese caso, cuando se produce el impago la entidad puede exigir directamente al avalista o avalistas el cobro de los pagos pendientes. Cada uno de los avalistas responde de forma solidaria de todas las obligaciones pendientes del cliente deudor, si así se hubiera pactado, como habitualmente sucede.

• ¿Qué se debe tener en cuenta al contratar un crédito al consumo?

El importe del prestamo: Para calcular cuánto ha de pedir, tiene que definir sus necesidades de dinero y asegurarse de que puede endeudarse hasta esa cantidad, teniendo en cuenta todos los gastos de la contratación del préstamo y sus ingresos presentes y futuros, así como el grado de seguridad de los mismos (lo que está muy relacionado con su situación de empleo).

Las entidades de crédito le pondrán un límite al importe que están dispuestas a concederle, dependiendo básicamente de su solvencia económica (nómina, otros ingresos, patrimonio...), de la aportación de garantías adicionales (avales), del destino del crédito (gastos, inversiones en valores...), de su política de riesgos.

El plazo del prestamo: Aunque usted y la entidad pueden pactar libremente el plazo, la duración de los préstamos personales suele ser muy inferior a la de los hipotecarios,  y depende, entre otros factores, de lo que se vaya a comprar y de la cantidad que ha pedido.

A la hora de elegir, lo primero que usted tiene que considerar es que cuanto más largo sea el plazo, sin variar las demás condiciones del préstamo, las cuotas periódicas que ha de pagar serán más bajas. Sin embargo, la reducción de las cuotas es siempre inferior, en proporción, al incremento del plazo, ya que los intereses totales son mayores.

Además, si usted contrata un préstamo a tipo de interés variable (o en moneda extranjera, si bien los préstamos personales en moneda distinta del euro son raros), debe saber que cuanto más largo sea el plazo, mayores son las posibilidades de que suban los tipos de interés o tipo de cambio y, por tanto, los riesgos de que tenga que pagar cuotas superiores en el futuro son también mayores.

En la práctica, el plazo del préstamo puede acortarse si  esa posibilidad se recoge en el contrato o si usted consigue llegar a un acuerdo con la entidad.

Las condiciones adicionales:

Además de las características financieras de las distintas ofertas, usted debería comparar y valorar la conveniencia de aceptar  la contratación de otros productos que la entidad le podría pedir ofreciéndole a cambio un tipo de interés más bajo, como por ejemplo:

  • Domiciliación de nóminas y recibos.
  • Contratación de seguros  (para devolver la deuda en caso de fallecimiento, desempleo o incapacidad permanente).
  • Garantías adicionales (que alguien avale la operación).
  • Contratación de tarjetas, planes de pensiones, etc.
 
Creditos al consumo | Tipos de credito al consumo | Principales creditos al Consumo | Lo que debe saber | Solicitar credito | Enlaces de interés | Aviso legal